21 abril 2006

Días de derrota y desahucio

Me reconozco algo misántropo, por eso uno de los objetivos de ser emprendedor-autónomo, aparte de no tener que llevar corbata, es no tener que preguntar por cosas que no me importa saber. Tipo de:

  • ¿ Como llevas tu saque de golf (no se como coño se dice en inglés)?
  • ¿ Cómo va tu hijo?
  • ¿ A cuanto se pone tu coche?
  • ¿....?

No aspiro a hacer política, aspiro a crear y divertirme haciéndolo.

De todas formas hoy dudo de todo. En mi antiguo trabajo ahora hacen convivencias para jugar al pader y al golf. El que cubrió parte de mi puesto, cobra bastante más de lo que yo cobraba, aunque no tiene mucha idea de muchas cosas y sigue utilizando todas las herramientas que yo generé e implanté para la organización y gestión de la empresa. Incluso sigue presentando los resultados en la hoja de cálculo que yo me curré hace casi dos años. No ha cambiado ni mejorado nada, pero supongo que tiene mejores habilidades para hacer que le reconozcan los pocos méritos que parece que tiene. Seguramente porque sabe hacer preguntas de cortesía y no llevar nunca la contraria al jefe.

Por otro lado, en otra empresa, se confirman mis peores augurios y definitivamente sufrimos al mejor prototipo de trepa pelota. Aquí no quiero entrar en detalles, y mira que me apetece, solo decir que le hemos tenido que cerrar todo el tema fiscal porque simplemente no tiene ni idea de como se hace. Al final él se ha encargado muy bien de arrogarse todo el mérito y conforme íbamos avanzando en la obtención de datos iba corriendo, siempre con su chaqueta puesta, a darle los partes al jefe y ya de paso soltarnos mierda encima. Tiene su parte de gracia escucharlo decir gilipolleces como el que no tener contabilizada alguna remesa y disposiciones de préstamos son el origen de las pérdidas en la cuenta de resultados. Pero eso no nos consuela porque todo lo que tiene de incapaz para desarrollar su trabajo lo tiene de pelota y cabrón para soltar sus heces sobre otros y robar méritos. Eso unido a jefes sin criterio definitivamente es mortalmente frustrante.

Ya que no tenemos el privilegio de no tener que trabajar, por lo menos tenemos el derecho de elegir con quién trabajar, y yo a este imbécil no lo soporto, y no es nada personal. Así que si me lo permite alguien a quien quiero mucho, voy a perderlo de vista durante unos meses.

Con un poco de suerte irá cayendo solo y sino tengo una bonita bala de plata de metedura de plata de 160.000 €uros que meterle entre ceja y ceja si me toca mucho los cojones.

De todas formas tampoco estoy convencido de que haga lo correcto. Ellos se llevan las flores, la pasta y yo los problemas y los quebraderos de cabeza. Empiezo a dudar pero por ahora no sé hacerlo de otro modo, pero me parece que para poder sobrevivir profesionalmente o me tengo que hacer rico pronto o volverme un gilipollas pelota y trepa.
Así que teniendo en cuenta mi punto de misantropía, esto de tirar para adelante con la empresa es una cuestión pura y dura de supervivencia ética y física.

Eso lo dejo para mañana, hoy me siento derrotado y casi solo... ¡pobre mierda de mundo, "está en manos de los peores"!

1 Comments:

Blogger Telémaco said...

No sabes hasta que punto te comprendo y comparto tu rabia. Pero me temo que después de muchos años trabajando yo también he llegado a la conclusión de que el mundo es tal y como lo describes, "una mierda".

Pero que le vamos a hacer, siempre ha pasado así, y me temo que siempre pasará. Mientras tanto sólo queda inetentar ignorarlo y procurar disfrutar a pesar de ello.

22/4/06 22:13  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home