17 junio 2006

Empresas a la derecha y a la izquierda

Siempre por ganas de simplificar y ser un bocazas... no me lo tengan en cuenta... y consideren que aquí no considero la gama intermedia y me voy a los extremos.

Pienso que hay empresas de izquierdas y empresas de derechas y esto no tiene nada que ver con la política. Esas empresas, al igual que los partidos políticos de distinto signo, e incluso la propias ideas parten de un mismo origen psicosocial. Cada uno de nosotros tiene ciertas necesidades y esperanzas psicológicas (aunque me parece que no es el término correcto) y trata de satisfacerlas adaptando su entorno (social) a ese objetivo. Cada uno de nosotros nos movemos entre un mundo finito de esas necesidades, priorizando y adecuando la mismas. Sin embargo dentro de esa diversidad individual siempre terminamos encuadrándonos en un subconjunto superior, que mediante la acumulación de deseos individuales se convierte en un grupo de presión con la suficiente entidad como para influir en la sociedad de su entorno.

Una de esas simplificaciones, siempre sesgadas e incompletas, es dividir a la gente en personas de izquierdas y de derechas. Pero entiendan esto en el sentido amplio de su significado, por encima de la mezquindad e intereses políticos. La derecha suele ser tradicional, respeta la autoridad, tiene una gran conciencia de grupo, tiene criterios e intereses claros. La izquierda suele ser mas innovadora, mas amorfa en cuanto a sus estructuras de poder y aglutina de forma amorfa intereses y grupos variopintos, además suele ser confusa, se pierde en los matices.

Esto también tiene sus reflejos en el mundo de la empresa. Hay empresas muy tradicionales, con una estructura y escalas jerárquicas muy definidas y respetadas. Su actuación cotidiana se basa en la autoridad. En las mismas se suceden las importantes e intocables cúspides de la pirámide organizativa. Lo hacen de forma lenta y en ocasiones de forma superpuesta, ya que se hace complicado apartar a un referente ideológico (en ocasiones casi religioso) tan importante de la empresa. Este tipo de empresa reacciona de forma lenta a las condiciones del mercado. La tendencia de la misma depende de pocas personas y sus estructuras son de movimientos muy lentos. Como es inevitable, esto las sitúa en desventaja en el mercado actual. Son las empresas de derechas.

En el otro lado se sitúan las empresas de izquierdas, mas desestructuradas. Sin una estructura jerárquica basada en la autoridad sino en la comunión en objetivos comunes. Estas empresas aglutinan a grupos e intereses dispares que convergen de forma dinámica y cambiante. Esto puede generar ciertas tensiones internas, pero sin embargo le da un dinamismo y una capacidad de adaptación terrible. Todos los integrantes de la empresa, la consideran como algo propio, no es solo es de sus dueños y esto funciona como un efectivo método de control de las cúpulas directivas. Estas pueden tratar de suicidarse comercialmente, pero que no esperen que sus empleados se callen en ese proceso. Cosa que de alguna manera puede suceder en el otro tipo de empresas, donde no cabe cuestionar y la gente se contenta con murmurar.

Creo firmemente que el futuro, mas que nada por ser mas rentables y reaccionar mejor y antes, no por ética, está en manos de las empresas de izquierdas. Podemos tratar de sacar un ejemplo mirando a dos referentes del mercado informático: Google versus Microsoft. La peña se vuelve loca por entrar en Google, esta tiene un dinamismo y una capacidad de implicación del personal que le hace crecer constantemente manteniendo una imagen envidiable. En el polo opuesto Microsoft, reacciona tarde y lo tiene que hacer de forma desastrosa para su imagen. Incluso parece que para mejorar su imagen y dar un cambio de rumbo, tiene que jubilar a su "dios" particular: Bill Gates. Cosa nada sencilla, se convertirá en un presidente vitalicio de honor, al que posiblemente se le vayan añadiendo otros en el futuro...

Bueno y ahora espero sus críticas y aportaciones...

6 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Quizás no son las empresas sino el nicho que ocupan. Hace unos años, IBM era el dinosaurio y Microsoft el jovencito desafiante. Ahora Gates ya es un oligarca y Google... convengamos que ya no son tan niños.
Es como en la playa de los elefantes marino durante la época de apareo: Una cosa es ser el jovenzuelo irreverente que busca robarse una hembra o apalear un oligarca para desplazarlo y otra diferente ser el macho dominante custodiando el harén dia y noche.
Pero ambos querían lo mismo.

17/6/06 21:39  
Blogger LibertaCom said...

Pudiera ser. Puede que el instinto de conservación de los animales nos fuerce hacia la fosilización. Y que eso termine influyendo en el propio entorno que tiende a estructurarse de forma rígida hasta el choque debido a la llegada de los nuevos pioneros.

17/6/06 21:59  
Anonymous almorchon said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

28/6/06 23:44  
Blogger LibertaCom said...

Muchas gracias almorchon. Estoy algo peleado con la ortografía desde que me paso leyendo textos en inglés. Por lo visto muchos de mis conocimientos ortográficos eran fotográficos y se me han jodido un poco.

28/6/06 23:58  
Blogger bonhamled said...

Decía Ortega que pensar en términos de izquierda y derecha era muy simplificador (dijo la palabra apopléjico) y es verdad.

Yo he escrito sobre eso, pensandome las izquierdas (que son varias) y las derechas (que también lo son.

QUe una empresa tenga un cierto componente "social" que sea más desestructurada o que tenga una estructura más flexible y menos paternalista (lo que llamas de izquierda) no indica nada, en el sentido que su forma de gestionar tengan más que ver con los parámetros de la izquierda: cierto componente social, reparto de la riqueza, la indispensable demagogia y un internacionalismo a veces demodé.
Por otro lado una empresa tradicional, inmovilista, paternalista, con roles muy marcados y estructuras muy jerarquizadas, lo que llamas de derechas, está por verse que no consigua algo más que la otra. Que sea una empresa que busque el beneficio a machamartillo que sean un poco montaraces y salvajes pero ordenados (atributos en general de la derecha) no significa que no se pueda vivir bien, que se haga negocio sin estraperlo o que los empleados se vean reconocidos.
En resumidas cuentas la derecha y la izquierda es un concepto muy vago, difuso y manipulable.

(pero la idea es atractiva)

11/7/06 18:44  
Anonymous Narciso Cerezo said...

Como dice bonjamled, es demasiado simplificador, ya lo adviertes tu al comenzar.
Como conocedor de Microsoft desde dentro aunque fuera brevemente, he de decir que si que tienen ese cariz casi "religioso" que es lo que no me gustaba. Pero hay que decir también que como empresa es un logro increible conseguir que la mayor parte de tus empleados crean en la empresa, en que lo que hace la empresa es lo mejor, que son los mejores y que San Bill es inmaculado. No quiere decir que todos en Microsoft sean así, estoy exagerando en plan casi humurísitico, pero si que se respira ese ambiente.
No obstante, aunque google ya casi se ha convertido en el MS del siglo XXI, no creo que se pueda decir que la gente no quiere trabajar en MS, todo lo contrario, creo que mucha gente quiere seguir trabajando allí auqnue esté más de moda hacerlo en Google. Estos de hecho han pasado ya del "don't be evil" y atacan todo lo que se mueve.

28/8/06 08:51  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home