25 mayo 2006

La risa como baremo de la salud de una organización

Me sitúo en una organización donde el principal activo son las personas. Esto puede encajar en ciertas empresas y en partes de las mismas.

Durante estos días estoy dándole vueltas a la idea de hasta que punto se puede medir la salud de una empresa por la cantidad y calidad de risa que comparte la gente que la forman. Hablo de esa risa sin mala ostia que se ríe de si misma y no necesita del recurso fácil de crucificar al pardill@ de turno.
Soy incapaz de ser metódico pero voy a intentar detallar lo que puede suponer que en una empresa fluya la risa de forma expontanea y generosa.

  • Hay confianza entre las distintas personas.
  • Las jerarquías no pesan como losas. También hay confianza entre los distintos "escalones" de la organización.
  • Se reducen y evaporan las fricciones entre las personas.
  • Buen ambiente de trabajo, lo que incrementa la productividad.
  • Incremento de la creatividad. Un rato de risas es casi una tormenta de ideas, pero con menos cuento y sin taquígrafos.
  • Trabajadores relajados: menos errores y mejor respuesta a contratiempos y problemas.
  • Al existir mas confianza, también hay mas empatía entre los compañeros, lo que termina siendo una sistema automático de equilibrio de cargas de trabajo.
  • El poder hablar y reírse libremente termina siendo un sistema de control "ético" entre los distintos compañeros. Los trepas y cabroncetes gustan de las estructuras de miedo y oscuridad. En la luz del buen rollo les cuesta sobrevivir, en esto se parecen a los vampiros.
  • Se incrementa la relación entre las personas, lo que facilita la motivación mutua.
  • COMUNICACIÓN: con todo lo positivo que eso supone para la mejora continua de una empresa y las personas que la conforman.
  • Reduce el endiosamiento de los jefes. A veces el decir las cosas en público puede terminar reflejando el grado de ridículo o genialidad de las mismas. Las empresas donde nadie le tose al "jefe" están casi muertas.
  • Denota ausencia de miedo, lo que a su vez casi siempre supone una implicación interna de las personas para con la organización.
  • Ya me cansé de cansarles ;)

¡Definitivamente! Tras pensar todo lo anterior, y algunas cosas que me dejo por pereza, he terminado convencido de que el mejor baremo de la salud de una organización es la risa. ¿Que piensan ustedes?

3 Comments:

Anonymous Jaizki said...

Interesante apreciación. No estaría mal hacer un estudio sobre el tema. Propónlo para la tesis de algún estudiante de psicología o para el proyecto final de un master de RRHH.

26/5/06 00:55  
Blogger LibertaCom said...

La risa es consustancial al ser humano, dado que es la manifestación externa de la felicidad. Al final se trataría de medir el nivel de felicidad de las personas.
Por eso y para evitar que el estudio quedara simplemente en un tocho teórico, habría que inventar algún tipo de risómetro o felicidómetro. Aquí seguramente habría que conjugar aparatos de medición ambiental con otros para la medición del estado de relajación y variabilidad de las expresiones de las cara.
Sobre lo de la tesis, mejor lo hacemos nosotros y luego nos forramos dando conferencias :)

26/5/06 10:02  
Blogger Julen said...

Es una filosofía admirable la de ponerle un poco más de risas a tu vida. Cuando te ríes el mundo se inunda de buen rollo. Y, además es gratis.
Un saludo.
Julen

29/5/06 09:40  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home