11 junio 2006

Lineal versus Circular

Empecé con un comentario a las reflexiones de Juan Freire sobre narraciones abiertas y como me extralimitaba lo he pasado a entrada.

En el cine es todavía mas evidente la tendencia a la simplificación a través de los guiones que señala en su entrada. En el cine, sobre todo en el de los UU.EE., se sigue un argumento plano y lineal, sencillo hasta la previsión y el aburrimiento. Todo está ahí en función del argumento. Así le salen películas alrededor de los guiones pero lejos de la vida (salvo honrosas excepciones). Aunque también muy sencillas de entender; muy comerciales.

En el lado opuesto está el cine circular. Los personajes son entes completos que interactúan en función a la casualidad. Se cogen varias de esas burbujas, que se rozan, entrecruzan y repelen y se las sigue durante la película para contar una historia: tal y como sucede en la vida. Las buenas películas te dejan el regusto de pensar que se podrían haber contado muchas más historias; que cualquier hilo que se hubiese cogido habría dado lugar a otra historia igual de interesante. En algunas ocasiones hasta se puede ver el esfuerzo del autor por no perderse en ese maremágnum de posibles. Ese es el cine que te hace pensar y emocionarte. Porque, por encima de todas las cosas, te hace participar. Ese es el cine que de verdad refleja la realidad, donde cualquier amor, trabajo o casualidad que se nos va cruzando en el camino son capaces de llevarnos a una vida completamente distinta. Puede que la vida solo sea eso: un asesinato constante de posibles hasta el final inamovible. Reflejar esto en un libro, una película, y hasta en una obra de teatro (donde hay mas posibilidades) es muy complicado.

Al hilo de lo anterior podemos preguntarnos cuantas de las burbujas humanas que somos, son lo suficientemente interesantes como para tener la necesidad de tratar explicarlas. Tengo la sensación de que en este aspecto la televisión nos ha homogeneizando peligrosamente. Nos ha estado convirtiendo en un monocultivo cultural. Uno piensa en los personajes de su infancia y recuerda personas muy particulares, algunas "peligrosas" y otras casi mágicas, pero únicas. Ahora miras alrededor y solo ves prototipos. Aunque parece que algo está cambiando y el detonante es Internet y su segunda revolución. Las personas, de manera casi imperceptible, están reclamando (con la acción) su derecho a participar de la sociedad. Están renunciando a su papel de meros espectadores. Y esto sin duda ayudará a que se desarrollen las peculiaridades de muchas de ellas, lo que las convertirá en "burbujas" mas completas y especiales. Adiós patrones...

1 Comments:

Anonymous Jaizki said...

Creo que estás viendo un espejismo. Un espejismo provocado por creer que todos son como los que lees y te leen. Pero los bloggers somos una gota en el océano. Y aunque tu entrada abarque un grupo más amplio, seguirán siendo simples gotas.

¿Pesimista? Optimista con experiencia.

12/6/06 01:20  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home