02 marzo 2006

Maldita cuesta ;)

Bueno, trataré de volver a estar operativo con mas frecuencia de la que he tenido últimamente. Pero no valen excusas; ha sido esta un época de alegrías y decepciones, pero también de poco tiempo y ganas de escribir.

La empresa sigue adelante. Sin embargo necesito explorar y agarrarme a nuevas opciones empresariales. Las actuales se están agotando y lo cierto es que de alguna manera me he estado acomodando a las mismas y puede que lo pague un poco en estos próximos meses.

Durante este tiempo he investigado la posibilidad de dar un servicio de consultoría sin mezclarlo con los servicios informáticos, pero creo que no ha funcionado la cosa.

Yo no me siento cómodo en esa posición y me parece que el cliente tampoco. No puedo ser un mago-consultor que con una barita mágica convierta a la gente en líderes de la mejora continua. El cambio en la empresa es difícil de llevar a cabo por nuestra tendencia natural al conservadurismo. Alguien tiene que tirar de la voluntad de la gente hacia la mejora y es muy complicado y costoso hacerlo con gente de fuera, como es mi caso. No obstante, sigo trabajando en esta línea. Tal vez sea solo cuestión de tiempo y de esperar a que madure la organización del cliente lo suficiente para seguir intentando la mejora. Aunque también puede ser cuestión mía y tenga que motivarme más para superar el desánimo que produce el gastar el tiempo en darle la murga a personas que están deseando que los dejes tranquilos con su rutina, imperfecta y lenta, pero cómoda al fin y al cabo...

Por otra parte, estoy recuperando, y cada día me gusta más, una opción que tenía aparcada: La de comercializar soluciones informáticas.

Tengo preparada una aplicación para el sector de la construcción y la promoción inmobiliaria que pienso sinceramente que está bastante conseguida. Tan solo necesito recortarle funcionalidades accesorias (como prevención, calidad, etc). La idea es dejar un núcleo estable y válido sobre el que montar personalizaciones al cliente. Si no lo hago así me parece que nunca la voy a considerar terminada. Ya habrá tiempo de añadirle funcionalidades mas especializadas y personalizables como es la prevención, la calidad, los costes, control documental, etc.

De momento voy a tratar de preparar el material promocional de esa versión recortada y dependiendo de la respuesta, le añadiré o quitaré funcionalidades al producto final.

Bueno, perdonen esta vuelta atropellada, ya trataré de desarrollar y pedirles consejo sobre algunas cuestiones, pero por ahora me parece que con esta entrada estoy rozando la extensión y densidad que considero en el límite de la cortesía.

1 Comments:

Anonymous Jaizki said...

El que la gente quiera seguir con su rutina es algo normal, las motivaciones de la gente no son algo evidente. Aprender algo nuevo para hacer una tarea en la mitad de tiempo no tiene porqué significar una mejora para quien la realiza. Lo importante es entender las motivaciones personales de cada pesona implicada, sin eso no hay forma de lograr cambios. Las razones objetivas de rendimiento no mueven a la gente.

Si tienes oportunidad, te recomiendo que leas Como abordar la gestión del cambio de Julen, igual sacas alguna idea interesante.

11/3/06 15:03  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home