10 diciembre 2005

El 10%

El otro día estuve haciendo un pequeño balance de los trabajadores que he conocido. Reconozco que soy muy exigente (y eso me lo suelo aplicar a mí mismo) pero el resultado fue un poco decepcionante.

Calculo que me he relacionado con la suficiente profundidad, como para no ser injusto, con unos cien trabajadores. De esos cien, pondría la mano en el fuego por cinco y otros cinco los recomendaría con reservas. Eso arroja un porcentaje muy pequeño y preocupante, aunque, por supuesto no tengo porque ser objetivo e infalible en mis valoraciones.

También he valorado los empresarios que he conocido en iguales términos. Por estética y aproximación, diría que he conocido unos diez y apostaría (aunque con reservas) solo por uno de ellos.

De esto infiero varias conclusiones:

1) A pesar de la saturación de empresas y profesionales, siempre hay un hueco para uno más, siempre y cuando esté dispuesto a hacer las cosas bien y esforzarse por aprender y mejorar.

2) Hay mucho trabajo para los profesionales válidos, pero para poder desarrollarse tienen que tener la suerte de dar con ese empresario también válido. Si no es así, corren el riesgo de "quemarse" y terminar en el 90% restante.

3) Una empresa compuesta por ese 10% de empresarios y de trabajadores arrasaría en el mercado casi con toda seguridad. Me pregunto si alguien conoce casos de este tipo, a mí se me ocurre que tal vez Google puede ser un buen ejemplo.


Me parece que para compensar tanto enjuiciamiento, tengo que hacer ejercicio de humildad y destapar mis defectos, creo que los principales son que:

  • A veces me paso de exigente para con los demás.
  • Soy poco comunicativo y bastante malo transmitiendo información y conocimientos. Mi método de enseñanza favorito es: "buscate la vida y me preguntas las dudas".
  • Abuso de la planificación mental, lo que me dificulta sincronizarme con un equipo de trabajo. Esto tiene la ventaja de que el tiempo que se dedica a planificar lo puedes ocupar directamente en hacer lo que tratas de planificar.

Incluso puede que mi baja valoración de los demás sea un mecanismo de defensa para ocultar los anteriores defectos. Cualquiera sabe, hasta conmigo me permito la licencia de simplificar y generalizar ;)

3 Comments:

Blogger Telémaco said...

Eso de "planificación mental" quesloquees, ¿quieres decir que no planificas? ¡Curiosa forma de llamarlo!.

Yo tengo la misma impresión que tú con los porcentajes.

En el caso de los trabajadores hay que distinguir entre los que no rinden por que son así y los que no rinden porque están más quemados que la pipa de un indio y ya están de vuelta.

En el caso de los empresarios hay que distinguir entre los que son de vocación y los que han heredado la empresa o el puesto pero no tienen mentalidad de empresario.

Si eliminamos de la estadística estos casos, yo creo que los porcentajes no serían tan escasos.

11/12/05 22:07  
Blogger LibertaCom said...

Tienes razón con lo de planificación mental. Lo cierto es que todas lo son, pero lo que yo quería decir era que no suelo dar el siguiente paso en un planificación y formalizar la misma después de pensarla. Me cuesta sacar esa planificación del cerebro y plasmarla verbalmente o por escrito.
No es que no me guste, del todo, formalizar esa planificación, pero a mi nivel casi siempre suele ser una pérdida de tiempo.

En lo de los trabajadores tienes razón. Cuesta trabajo encontrar un empresario dentro de ese 10% óptimo que no te termine quemando. Pero bueno ese es nuestro trabajo como profesionales. Además, al final siempre podemos montarnos por nuestra cuenta.

Hoy leyendo a en Kirai.net esta entrada; me he dado cuenta de que tal vez ese porcentaje sea distinto en otros países (soy de la Spain). Aquí siempre se ha estilado una sociedad jerarquizada y estática muy ineficiente y cabrona. Aunque Japón se puede definir también como una sociedad jerarquizada y estática, supongo que ellos están mas abiertos al cambio y la mejora.

11/12/05 22:35  
Anonymous Jaizki said...

Ésta requiere una respuesta bastante larga, te contesto en mi blog.
http://www.arteagabeitia.com/2005/12/trabajadores-empresarios-y-la-empresa.html

12/12/05 22:50  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home